Relato Erótico: El sexo del futuro


amor-robotEn un futuro no muy lejano y en una ciudad cualquiera.

Aluna es un a mujer, guapa e independiente que vive sola desde que se independizó a los 20 años. Trabaja como asistente en un centro médico especializado en operaciones de cirugía estética. No tiene pareja, ni novio. Es heterosexual, pero ya hace tiempo que dejó de salir con hombres.

Tiene ahora 30 años y lleva 3 sin sexo con otro ser humano! De alguna manera, debido a su trabajo en la sala de operaciones, el contacto con la piel, las grasas, incluso otros residuos orgánicos, le producen repulsión. No le gusta tocar a la gente, incluso los olores personales son difíciles de soportar sin el olor a productos químicos y desinfectantes que se concentra en el hospital.

Sigue leyendo

Anuncios

Diario de la Doctora Miss Love: Metida en talleres de un local de ambiente liberal

club-ambienteA veces no sé cómo hacen para liarme mis amigas, en serio… Si no tengo ya suficiente trabajo, ahora una amiga mía me ha buscado otro más, y encima sin cobrar, bueno, tengo barra libre y algún que otro privilegio más, pero… ¡pero no vale!

A ver, querid@s, os explico. Tengo una amiga que acaba de abrir un local de ambiente liberal, es decir, un lugar donde puedes ir tengas la condición sexual que tengas, no te van a mirar raro ni nada por el estilo. De hecho está decorado como una pequeña discoteca con una zona para venta de juguetes eróticos y otras zonas de sofás, y una vip, para los socios que quieran más intimidad.

Sigue leyendo

Relato Erótico: El amanecer de los muertos

zombieEl cielo amaneció rojo. Era el preámbulo de la batalla, la señal de que aquellas hermosas tierras verdes pronto se teñirían con la sangre escarlata de amigos y enemigos por igual. Desde lo alto de la colina, de pie en primera lÍnea de batalla, Kasumi observó el horizonte teñirse poco a poco de luz carmesí sin emoción, ni arrepentimientos. Al grito de guerra despertaron los guerreros, uno a uno desenvainaron sus espadas y entre relinchos de caballo y jadeos humanos cargaron contra el enemigo. El sol incendió su katana. Sabía que había sido enviado allí a morir por lo que no cabía lugar para la esperanza, pero se llevaría con él tantos hombres como pudiera a la tumba. Su espada no conocería misericordia.

Sigue leyendo

Diario de la Doctora Miss Love: La vuelta a la rutina

vacas¡Hola a todos! ¿Qué tal estáis querid@s? Espero que muy bien y que no haya alguno por ahí que ande deprimido por haber vuelto de las vacaciones porque la verdad es que no me gustaría saberlo, que una quiere que todos sus seguidores estén contentos (y si no es así quiero saberlo para intentar animaros).
Hoy yo estoy muy contenta así que no me van a quitar la alegría por ningún lado. Seguro que te preguntas por qué estoy tan feliz si se supone que volvemos a la rutina y que hay que olvidarse de hacer lo que uno quiere para centrarse en el trabajo. Y sí, vale, hay que hacerlo pero, ¿quién no ha disfrutado del verano? Porque yo lo he hecho, a más no poder.

Sigue leyendo

Relato Erótico: Capricho

caprichoHoy me quedaba en mi camita bien a gusto… Es un fastidio el tener que madrugar solamente para abrirle la puerta a un desconocido que tiene que venir a ponerme un limitador eléctrico. Estoy en un piso de alquiler nuevo y, por eso, he tenido que andar con papeleos para dar de alta la electricidad y el agua. El hombre de la compañía de agua ya vino y no me enteré porque no le hizo falta subir a mi casa, ya que lo hizo todo desde el cuarto de contadores. Miro mi reloj que tanto me gusta (comprado en IKEA por 1,75€) que tengo colgado en una pared de la cocina, la de al lado de la nevera concretamente, y me doy cuenta de que son las nueve y algo de la mañana nada más. Pienso que es un poco pronto para que venga el electricista, aunque ya se sabe que este tipo de personas te dicen a una hora y suelen venir antes o después, nunca a la hora exacta. Prometió que estaría aquí a las nueve y media. Voy a desayunar algo para hacer tiempo. Un vaso de Nesquik y unas galletas Príncipe creo que será suficiente. Me encanta echar las galletas a la leche. Bueno, galletas, bizcochos, cereales… todo lo que sea que se pueda mojar para desayunar. Como veo que sigue sin venir y ya he terminado con mi primera y riquísima comida del día, voy a fregar los platos, vasos y demás. También aprovecho para barrer un poco la cocina porque anoche llegué tan tarde a casa que a esas horas no era buena idea andar haciendo tanto ruido con las tareas del hogar.

Sigue leyendo

Diario de la Doctora Miss Love: Adicción al sexo con desconocidos

desconocidosEl otro día en una sesión que tuve con una mujer en la consulta que tengo me vino un problema del cual ya os he comentado antes. Eso sí, esto me pilló un poco desprevenida porque, si bien su problema es que es adicta al sexo, una ninfómana, por así decirlo, lo cierto es que tiene una peculiaridad importante y es que no le gusta hacerlo dos veces con la misma persona sino que, siempre, tienen que ser desconocidos. ¿A que llama la atención?

Incluso me relató una de las situaciones donde la verdad es que me quedé muy… encendida, para qué negarlo querid@s, que una ya no ve el ascensor como un elemento normal, sobre todo si se sube conmigo algún hombre.

Sigue leyendo

Relato Erótico: Shunga, Shunga

sunga2Cuando me llamó mi jefe de la Consejería de Economía y Consumo de la Comunidad de Madrid, no pensé que el encargo de testar el gel me lo fuera a encargar a mí. Aduje mis 60 años, mis achaques y que me quedaba muy poco para jubilarme, pero no hubo manera. Conseguí de todas maneras que los resultados no se los entregara a la vuelta del fin de semana y me dio un mes, pues además eran tres tipos diferentes de geles y eso requeriría mayor dedicación y esfuerzo.

Hay que recortar gastos, pero esto me parece un poco exagerado.

Me entregó dinero de la caja B y una tarjeta de una tienda llamada Dolce Love, me aconsejaron bien, pero lo pasé fatal, no sabía dónde mirar y me puse colorado varias veces. Salí con una bolsa grande con tres kits, uno de fresa con champaña, otro de fruta exótica y otro de melón y mango.

Sigue leyendo