Diario de la Doctora Miss Love: Adicción al sexo con desconocidos

desconocidosEl otro día en una sesión que tuve con una mujer en la consulta que tengo me vino un problema del cual ya os he comentado antes. Eso sí, esto me pilló un poco desprevenida porque, si bien su problema es que es adicta al sexo, una ninfómana, por así decirlo, lo cierto es que tiene una peculiaridad importante y es que no le gusta hacerlo dos veces con la misma persona sino que, siempre, tienen que ser desconocidos. ¿A que llama la atención?

Incluso me relató una de las situaciones donde la verdad es que me quedé muy… encendida, para qué negarlo querid@s, que una ya no ve el ascensor como un elemento normal, sobre todo si se sube conmigo algún hombre.


Y es que, uno de sus encuentros, tuvo lugar en un ascensor. Iba a ver a una amiga y cuando entró en su piso fue a coger el ascensor cuando un vecino llegó y se subió con ella. Por supuesto el hecho de estar tan cerca el uno del otro, y que además le gustaba, hizo que empezara a insinuarse y bueno, sabemos que los hombres suelen tener una forma de encenderse muy evidente y rápida, así que no hizo falta mucho más, estaba predispuesto y ella desde luego mucho más aún.

¿Qué hicieron? Pues empezar a besarse, a arrancarse la ropa y a sus cositas mientras el ascensor subía. El problema es que iba a un noveno, y claro, las cosas que suben terminan por llegar a un lugar así que en algún momento en que una de las manos se apartó del cuerpo del otro detuvieron el ascensor y siguieron a lo suyo. ¿Te imaginas sexo en el ascensor? Menos mal que debía ser algo ancho porque si no es demasiado agobiante para mí.

La cosa es que me relató muchísimas situaciones más, tanto en público como en privado, pero todas ellas con una persona diferente, de hecho decía que si alguno le pedía el teléfono o quería repetir, ella huía y no quería volver a verlos.

Había venido a mi consulta para preguntarme si eso era algo normal y la verdad es que sí. Son muchas las personas, hombres y mujeres que, como gigolós, les encanta estar cada día con una persona diferente, no solo porque se sienten conquistadores, sino porque eso les da libertad, no se atan a nadie ni a nada y pueden estar un día con uno/a y otro con otra/o. Pero, ¿realmente es vida?

Llega un momento en que esa vida se hace demasiado solitaria y se quiere sentar cabeza para pasar el resto de la vida en compañía de otro. El problema viene en que una persona así no sabe convivir o le cuesta mucho hacerlo porque para él o ella la novedad, el hecho de ser diferente cada día, es algo muy importante.

En este caso le recomendé a mi paciente que probara con alguien a quien tuviera confianza utilizando quizás disfraces o montándose historias diferentes para tratar de ver las reacciones que tenía su cuerpo. Sé que puede parecer que no es mucha solución pero si consigue que su cuerpo se acostumbre a que sea la misma persona pero en diferentes situaciones sé que puede dar un paso más porque uno de sus sueños es estar con una pareja y, claro, no vas a decirle a tu pareja que solo vas a tener sexo con él un día y después te vas a ir a buscar a otros hombres, lo más seguro es que se acabara todo ahí.

Cuando se fue estuve pensando en cómo las personas somos de extrañas. Años atrás que una mujer dijera que necesitaba sexo con extraños podía ser algo digno de censura. Ahora no lo vemos tan mal aunque aún, por dentro, pensamos de todo sobre esa persona, ¿o no es lo que estás pensando tú ahora mismo?

El sexo es sexo mientras que sea consentido por ambas partes y no se haga daño a nadie. Ahora bien, hay que saber marcar límites porque, lejos del placer y felicidad que se puede vivir, es efímera y después puedes quedar más vacía por dentro porque te odias a ti misma. Esto es lo que le pasa a ella y hay que ponerle remedio. Espero poder conseguirlo porque no me gustaría que perdiera su forma de ser (no de tener sexo) por una depresión o algo peor que uno puede acabar teniendo lo contrario, poco gusto por el sexo y entonces no disfrutar nunca con él por el trauma que se crea.

¿Qué opinas tú, querid@?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s