Relato Erótico: Una dulce adicción

adiccion“¿Qué le viste a él?” Es la sonora pregunta con la que no me dejan de molestar mis familiares y mis amigos más cercanos. Quizás ellos esperaban que me consiguiera un novio con un cuerpo de galán de cine, o con una cara de modelo italiano, y quizás, si yo tuviera quince años de edad, sí habría optado por un novio con apariencia de muñeco.. pero con media neurona en el cerebro. Afortunadamente, como todo el mundo sabe, a veces tu propio corazón te sorprende y si te dejas, te lleva de paseo por caminos desconocidos.

Yo era una mujer muy “calculadora”, de esas que prefieren parecer cubos de hielo antes que permitir que cualquier torpe las toque… hasta que lo conocí a él, y entonces, mi muralla comenzó a derrumbarse poco a poco. No sucedió en una noche, pero desde el principio supe que había algo inquietante en la mirada del chico nuevo de la oficina. Sus brillantes ojos marrones me transmitían un sentimiento muy intenso, difícil de explicar, pero capaz de erizar mis sentidos.

Sigue leyendo

Relato Erótico: Comida erótica para dos

pic nicSuspiró haciendo que él replicara molesto cuando algunos pedazos de pescado se resbalaron por su piel hasta caer en la base donde se encontraba.

–Estate quieta… – Masculló cogiendo con unos palillos los trozos caídos y limpiando con una servilleta su vientre antes de colocarlos encima.

–¡Pero! – Se quedó ella.

Él la acalló con un dedo sobre sus labios y siguió afanándose en colocar el pescado, y lo que no era pescado, sobre el cuerpo desnudo de ella, tumbada boca arriba sobre la mesa de la cocina donde se suponía tenían que estar comiendo en ese momento y no soportando semejantes ideas de su pareja.

Sigue leyendo

Imágenes Eróticas

Imágenes EróticasImagina la imagen de una pareja mostrado una relación íntima en la que él controla a la pareja, que está atada, y va pasando su mano por todo el cuerpo de la mujer. Ahora imagina a una mujer sentada encima del hombre disfrutando de algo que no vemos o acariciando al hombre en esos labios que suelen ser erógenos para ellos y bajando la mano hacia el cuello, sus pezones y más abajo. ¿Qué te parecería ver eso en imágenes? Sin duda van a ponerte a tono.

En el caso de los hombres, una imagen erótica puede ser el suficiente aliciente para servir de estímulo y hacer que pueda estar más que dispuesto a un encuentro sexual, o bien a disfrutar de su sexualidad imaginando que esa imagen sea real y esté a su lado.

Sigue leyendo

Relatos Eróticos

Relatos EróticosLa literatura es una de las riquezas más maravillosas que tenemos en el mundo, por eso es que hay que cuidarla como oro en paño para que no se pierda. Muchas personas piensan que no hay nada mejor que la comunicación hablada pero la literatura, el hecho de escribir esas palabras que no eres capaz de expresar mediante la voz, que te dan corte o que necesitas decirle a la otra persona, es algo muy importante también.

Si tienes en cuenta además que la palabra escrita puede seducir a la mente y envolverla en un momento de placer y deseo, no por el libro o los personajes en sí, sino por la persona que lo ha escrito y ha volcado parte de su ser en él, puede ser una bonita fantasía, ¿verdad?

Sigue leyendo

Diario de la Doctora Miss Love: ¡Ideas navideñas para una noche en pareja!

¿Por qué será que en Navidad nos damos más cuenta de la pareja? En la época previa a la Navidad mi consultorio siempre está lleno y siempre es por lo mismo: parejas que piensan que el otro no las quiere, o que se sienten que han despreciado a sus parejas y buscan que lo arregle.

Muchos me confunden con consejera matrimonial, cuando no lo soy, pero hay algunos casos que, después de ahondar, me doy cuenta que sí puedo resolverlos (a otros simplemente los desvío a un consultor matrimonial que es quien puede ayudar).

Pero, centrándonos en mis casos, os diré que todos ellos carecen de algo: información sexual. Si bien ahora en los colegios e institutos se habla de sexualidad, quizá sea porque los mayores tenemos dificultades de hablar de esos temas con los niños, hace que les expliquemos mal las cosas. Y claro, después pasa lo que pasa.

La sexualidad, aunque se diga que ahora es mucho más abierta, lo cierto es que no. Yo no lo veo así. Es verdad que se puede hablar de manera más libre que hace cincuenta años, pero aún nos queda mucho por aprender. Sigue leyendo

Diario de la Doctora Miss Love: Dime de qué presumes… y te diré lo idiota que eres

Uff, ahora mismo, si te digo la verdad, podría hacer arder a alguien con solo mirarlo. Estoy que trino y la rabia que me ha dado la persona que ha estado aquí ahora mismo ha hecho que hasta la persona que se encarga de coger las citas me pida diez minutos para salir corriendo de aquí. Y no es para menos.

Pero antes de que me digas que no entiendes nada, te lo voy a explicar. Como sabes, cada día recibo a diferentes pacientes. Algunos vienen con un motivo justificado. Otros no saben lo que les pasa e intentan que les digas o les asesores para saber qué hacer. Otros buscan ayuda. Y otros vienen parece que para tocar las “pelotas” y eso que no tengo.

Este paciente llevaba tres sesiones conmigo y, sinceramente, ahora entiendo por qué me lo había pasado mi compañera de trabajo. ¡Es insoportable! Ella tiene un problema en las relaciones de pareja. Lleva varios novios pero no consigue mantenerlos más de seis meses y claro, sus amigas empezaron a decirle que quizás era por algo que ella hacía, que intentara ir a un psicólogo a que le dijeran algo. Y ahí que fue. Sigue leyendo

Diario de la Doctora Miss Love: Buscando al príncipe azul desesperadamente

¡Qué daño ha hecho Disney! Lo sigo diciendo aún a mis años, y porque en televisión, y en dvd, se siguen viendo y vendiendo las películas en las que las mujeres esperan a un príncipe azul. ¡Y de esos no hay!

Ainss, hoy estoy un poco cabreada porque hay una chica que viene a mi consulta. No tiene los treinta años y ya ha estado deprimida por culpa de las relaciones sexuales. ¿Y por qué? Porque busca al príncipe azul desesperadamente y no se da cuenta de que eso solo existen en las novelas y en las películas y series, la realidad es otra completamente distinta.

A ver, no estoy diciendo que no haya príncipes azules en la vida real. Pero hay poquísimos y lo que más te encuentras son sapos verdes. Por eso es que es imposible que una chica pueda encontrarlo tan fácilmente.

Y ahora me dirás, ¿qué pasa porque lo busque? Pues nada, y todo. Cuando eres una mujer que busca un ideal de hombre y ves que no lo hay, ¿qué haces? Te deprimes, piensas que no vas a encontrar el amor, piensas que el problema eres tú y, al final, a quien le echas la culpa de todo es a ti misma. Y eso no me gusta nada. Sigue leyendo