Literatura

La literatura es una de las riquezas más maravillosas que tenemos en el mundo, por eso es que hay que cuidarla como oro en paño para que no se pierda. Muchas personas piensan que no hay nada mejor que la comunicación hablada pero la literatura, el hecho de escribir esas palabras que no eres capaz de expresar mediante la voz, que te dan corte o que necesitas decirle a la otra persona, es algo muy importante también.

Si tienes en cuenta además que la palabra escrita puede seducir a la mente y envolverla en un momento de placer y deseo, no por el libro o los personajes en sí, sino por la persona que lo ha escrito y ha volcado parte de su ser en él, puede ser una bonita fantasía, ¿verdad?

Por eso en el diario de la Doctora Miss Love me gustaría dar cabida a la literatura, esa literatura atrevida, picante, divertida que tenemos hombres y mujeres y que usamos a menudo para, entre otras cosas, seducir a los demás o hacer que se fijen en nosotros cuando nos envalentonamos para ello o tomamos la decisión de ser una “manzana prohibida” en el paraíso. Entonces, ¿por qué no voy a seducirte con la palabra? Creéme, puedo ser muy persuasiva para hacerlo, así que solo dame la oportunidad de demostrártelo igual que todos los que quieran participar van a poder hacerlo y seducirnos a todos con sus palabras, con esos estímulos que llevan adheridas las palabras que usen para transportarnos a un mundo de sensualidad que te volverá adicto.

Hoy en día en que pocas son las personas que leen, y más aún que leen entendiendo lo que están leyendo, creo que es algo que no podemos perder tan fácilmente pues fue la escritura lo que supuso un antes y un después, y porque tenemos un lenguaje tan rico que no debería perderse sino fomentarse en la lectura y la escritura. Por eso es que me niego a ser como los demás, quiero que mis palabras perduren, que muevan sentimientos y personas, que, en definitiva, me definan y dejen abierta la puerta a otras personas que pasan por la vida y que, en mayor o menor medida, nos importan.

Por eso, como lectora empedernida, como escritora encubierta, me gusta que las palabras evoquen lo que siento, o lo que quiero que sientas cuando me leas. Si lo consigo, me doy por satisfecha y, si no, es cuestión de volver a intentarlo una y otra vez hasta conseguirlo de una vez y, hecho lo primero, querer una segunda, tercera y más veces, como persona insaciable que soy.

Ahora te toca a ti dejar abierto ese resquicio a tu mente y corazón para que el susurro de mis palabras te embauque y vengas a mí de nuevo buscándome. Yo estaré esperándote, corazón con más palabras que te hagan ir a un mundo de ilusión donde, tú y yo, somos los únicos que estarán y podremos hacer lo que queramos.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s