Diario de la Doctora Miss Love: Me pongo pero no me pone

¿Alguna vez te has sentido como el título? ¿Alguna vez te has sentido excitada por algo pero, a la hora de la verdad, has perdido la excitación? Esto, aunque no lo creas, es algo muy habitual. Y un motivo por el que las parejas rompen.

Hace unos meses tuve en mi consulta una pareja que me decía eso mismo. La mujer se excitaba rápidamente, ya fuera porque la tocara su marido, porque viera alguna escena, o simplemente porque imaginara algo. El problema venía cuando miraba a su marido y… ploff, se le iba la excitación, o ya no le apetecía seguir. Y claro, dejaba al pobre marido que no podía aguantarse.

Lo primero que pensé fue en compadecerme del marido. El pobre tenía que estar pasándolo mal porque hablamos de una relación que, por un motivo o por otro, no pueden consumar bien. Por eso les pedí que me dijeran en lo que pensaban cuando estaban manteniendo relaciones sexuales.

Al principio se sintieron incómodos. Lo noté sobre todo en ella así que los separé. Pedí que el marido saliera y le pregunté directamente a la mujer porque intuía que por ahí estaba el problema. Y ella me dijo: “mientras está haciéndome cosas yo pienso en él, o en una sombra, depende del momento, imagino lo que me hace, o lo que me gustaría que me hiciera, y disfruto mucho. Pero cuando me fijo en él entonces me vienen todos los problemas que tenemos”.

Y es que, cuando llevas tiempo con una persona, y además las cosas no van bien, ya sea en el trabajo, el hogar, etc. hace que, el sexo, se resienta. Ella se concentraba en su mente para no pensar en nada, pero al mirarlo, era como si volviera a la realidad y los problemas la atacaban hasta tal punto que perdía todo lo ganado.

Claro que está que eso tenía una consecuencia negativa: su marido pensaba que no disfrutaba, que no era suficiente para ella. Y las discusiones eran mayores. Así que tenía que actuar para conseguir solucionar el problema.

En el caso del hombre, pensar lo que se dice pensar no lo hacía. Solo se dejaba llevar porque su mujer ya lo excita bastante. Pero cuando llegaba el momento, ver que ella estaba incómoda le hacía sentir mal.

¿Qué hacía? Pues les pedí que se fueran un fin de semana de la ciudad. No me importaba el destino pero sí que no estuviera relacionado con su familia, amigos, trabajo, etc. Que se dejaran llevar y que olvidaran el tema del trabajo o de responsabilidades por dos días. Digamos que les insinué que se imaginaran que eran una pareja recién casada sin cargas familiares ni de trabajo.

Cuando volvieron a la siguiente cita estaban mucho más contentos, obviamente. Pero tenían que lidiar con el problema, sobre todo ella. Así que propuse que, su habitación, fuera una de las que quedaba libres de problemas. Tenía que entender que, de puertas para adentro, esa habitación era para verla como el lugar de una pareja recién casada, sin problemas, sin responsabilidades, solo para el disfrute.

No es que con ello haya solucionado las cosas, porque queda aún el hecho de que sepa asimilar los problemas y organizarse para que no le afecten en su vida social y amorosa, pero al menos es un comienzo. Por supuesto, la comunicación con su pareja es importante porque, aunque ella no se lo contara, él se daba cuenta de que algo pasaba. Y a veces, contando con la pareja, esta puede redirigir ese problema hacia una nueva solución. Es decir, que cuando nota que algo no va bien, o que se ha perdido la excitación, puede volver a empezar si sabe el motivo por el que ha pasado.

Me hace gracia el hecho de que, a menudo, creamos problemas cuando es más sencillo comentar lo que pasa y solucionarlo entre los dos. En este matrimonio fue tan sencillo como decirle al marido que el problema venía de las responsabilidades del hogar y el trabajo para que también se prestara a ayudar y, así, no cargarse ella demasiado. Pero es que los roles de hombre y mujer están tan interiorizados que se cometen fallos cuando un cambio solo puede hacer mucho bien.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s