Diario de la Doctora Miss Love: En el día del beso…

besoEl otro día fue el día del beso y siempre es una fecha que me hace mucha gracia. Sé que ese día es especial y que se celebra el 13 de abril porque es el día en que se consiguió un récord por una pareja que estuvo más de 46 besándose (sin parar, no comieron ni nada, supongo que pararían solo por el hecho de comer algo).

Pero a lo que iba, ¿por qué me hace gracia? Porque parece que las personas tenemos que tener un día para todo y, este en concreto, yo creo que debería celebrarse todos los días del año porque los besos son… Hay muchos escritores que describen el beso de forma tan clara que parece que estás ante un paraíso que solo puedes conocer cuando esa persona especial para ti te coge y te besa, y es entonces cuando tienes que darle la razón a lo que has leído, o bien decirle que se ha quedado corto, porque ese beso es maravilloso.

Llegamos al mundo y ya nos besan, y esos besos nos acompañan en toda la niñez, en la adolescencia, aunque no queramos y huyamos de ellos (para después, en la edad adulta, desearlos de esas personas especiales que hay cerca). Así que, tan malos no son para tener solo un día.

A mí me gusta besar. Es algo que, con el tiempo, aprendí que tiene su propio lenguaje y su propia forma de ser. Con un beso puedes decir mucho, desde «ven» hasta «fuera», así que es una forma de demostrar el afecto, o el rechazo, y que lo puedan entender (y si no siempre está la palabra).

De hecho, os puedo contar, queridos, que una de esas celebraciones del día del beso había quedado con mis amigos (entiéndase amigos y amigas). Estábamos aburridos y decidimos jugar al juego de la botella que, creo, todos habremos jugado alguna vez. Para quien no lo conozca se trata de un juego donde pones una botella vacía, todos se sientan alrededor de la misma y se hace girar. Cuando se para, una punta señalará a una persona y, la base, a otra persona. El juego es, por tanto, que esas dos personas deben besarse.

En esa ocasión me tocó con una persona que era gran amigo mío y que ya no está, tuvo que marcharse aunque de vez en cuando hablamos. Entre amigos, los besos, es algo normal, porque quien más y quien menos se da un beso en la mejilla, un pico, etc. Pero el juego era de besar, un beso de tornillo, de 3 minutos mínimo (¡y teníamos temporizador y todo!). Claro, había un problema añadido y es que, él en esa época tenía novia, y yo también estaba con alguien, aunque no estaba allí en ese momento. ¿Qué hacíamos? Porque la novia sí que estaba y sabíamos que le iba a sentar mal.

Hay veces en las que yo misma no me entiendo mucho pero sabía que mis amigos no nos iban a dejar hasta que nos besáramos bien así que les di un espectáculo que esperaba les ofreciera lo suficiente para perdonar el beso en la boca. ¿Qué hice? Pues le levanté la camiseta y lo besé… En el pezón. Estar 3 minutos disfrutando de un pezón no está mal, si fuera tu pareja, pero en este caso creo que al pobre lo cogí demasiado por sorpresa y no sabía siquiera si respirar. Al menos el tiempo pareció pasar mucho más rápido de lo que esperaba y tan mal no lo debió pasar porque cuando me separé vi que sus pantalones estaban algo más abultados.

Por supuesto volvieron a pedir el beso “como Dios manda” pero los mandé a freír espárragos porque en las normas no se había establecido nada exactamente de que las dos bocas tuvieran que tocarse. Una pequeña trampa que hice, espero me perdonaran. De todas formas el juego siguió y nos lo pasamos genial con el resto de juegos, eso sí, de vez en cuando alguno ayudaba a la botella a que no llegara a la persona menos indicada en ese momento, o éramos nosotros los que incitábamos a los besos, sobre todo entre parejas.

Este año el día del beso ha sido un poco diferente.  Teniendo en cuenta que cayó en domingo, pude disfrutar de un tiempo más en la cama y, los besos, los recibí en todos los rincones de mi cuerpo, así que quizás el cupo de 365 se cumpliera en mí pero… ¿Qué le voy a hacer, querido? Tengo ganas de más besos. Y quiero muchos más.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s