Diario de la Doctora Miss Love: Mi San Valentín

reunion-san-valentin¿Os acordáis que os comenté el otro día, a colación del día de San Valentín, que una de mis amigas me había hecho una encerrona con una reunión tuppersex? Pues creo que ya podéis saber el tipo de San Valentín que he pasado, al menos una parte del mismo, que no todo, porque después la cosa estuvo mucho mejor.

El caso es que estaba en el trabajo atendiendo a los últimos pacientes que tenía, una pareja que tiene dificultades para comunicarse entre ellos (porque no quieren molestar al otro y claro, se callan todo, eso no puede ser), y luego un chico que está deprimido por no tener pareja sexual y eso le hace obsesionarse con todo.

Cuando ya terminé una de mis compañeras me dijo que teníamos una reunión a las 6 de la tarde, que normalmente no es lo habitual, siempre las tenemos por la mañana y además avisando al menos con dos días de antelación. Ahí ya empecé a sentirme rara, como si sospechara algo. Pero no había habido nada fuera de lo normal al margen de varias docenas de rosas que había recibido (como alguna otra de mis compañeras).

A las 6 en punto salí de mi despacho y vi a Mitsuki que iba muy risueña y no me soltó prenda, la muy pilla. Y cuando entré en la habitación vi que había más compañeros de trabajo, hombres y mujeres, y una mujer que no conocía pero que estaba hablando con mi jefa. Cuando nos vieron nos presentaron y… ¿a que no sabéis qué era? Pues una asesora de tuppersex de la empresa Dolce Love.

Ya sabéis que Dolce Love es una de las empresas que me gusta mucho y que de vez en cuando he recomendado a mis pacientes, así que me sorprendió enterarme que había sido mi jefe quien organizara esa reunión con el objetivo de poder dar una mejor atención a los clientes. Si es que cuando mi jefe tiene una buena idea la lleva a cabo, eso sí, sin consultar.

Pero, ¿os digo algo? ¡Fue una reunión estupenda! En serio, mira que he asistido a reuniones tuppersex a lo largo de mis años y esta fue de las más divertidas en las que he estado. No se si sería porque éramos compañeros y quieras que no el tema del sexo es algo que todos conocemos y lo vivimos sin tabúes, o que estuviéramos hombres y mujeres y siempre hubiera ese pique entre ambos que hacía que todo fuera risas y diversión, o el conocer nuevas tendencias y juguetes sexuales. Lo único que sé es que pasé un rato tan agradable que ninguno nos dimos cuenta de que eran las 9 de la noche cuando la muchacha dijo que ya debía despedirse, que ya nos lo había enseñado todo.

Jugamos, descubrimos cosas, debatimos sobre la sexualidad… Fue como una reunión en familia hablando de temas peliagudos para la mayoría pero que, al final, todos se mojaron. Y vaya si descubrimos cosas. Es lo bueno de tener los dos sexos en una reunión.

La verdad es que los recomiendo por ser tan profesionales como siempre y a mí me dieron algunas ideas muy curiosas para mis próximos encuentros sexuales (con y sin juguetes, todo hay que decirlo).

¿Y qué hice después? Bueno, la mayoría de mis compañeros tienen pareja así que salieron corriendo para casa. Mitsuki había quedado y su chico la esperaba y yo me fui a casa… Solo que, a medio camino, decidí que no tenía ganas de estar sola y me metí en un pub que permitía la entrada gratis a las mujeres en San Valentín. Obvio decir que estaba lleno de hombres, de hecho me reí mucho cuando algunos me vieron entrar y le dijeron al portero que por favor los dejara pasar, que ella (yo) era la mujer de sus sueños… Ilusos.

Allí me tomé un par de copas y disfruté de la compañía de algunos que se me acercaban pero no eran demasiado avispados y fue eliminando… Hasta que uno se me resistió. Y mirad que puedo ser mordaz a veces pero este tipo era rápido y ácido, a cada contestación que yo le daba él tenía la réplica perfecta y me hacía tener que idear otra para contraatacar. Eso me hizo sentirme atraída por él, más porque encima era de buen ver. A ver, no quiero decir que estuviera como un tren pero llamaba la atención su personalidad.

Nos dimos los teléfonos antes de que me fuera (porque no iba a hacer nada esa noche) pero creo que, si sigue en mi mente, voy a mandarle alguna cosilla para quedar. ¿Qué tal tu San Valentín?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s