Diario de la Doctora Miss Love: Una terapia algo extraña

terapia2Buenas querid@s… Como sabéis, mi trabajo, como el de Mitsuki, consiste en asesorar a parejas o personas solteras acerca de su sexualidad y las relaciones que tiene con otras personas, ¿verdad? Muchas veces os he dicho que podéis contarme lo que queráis porque puedo ayudaros en lo que sea y así hacer de vuestra vida el que seáis un poco más felices.

Pues bien, el otro día en mi trabajo, ya que dicen eso de que Año Nuevo, Vida Nueva, tuve un nuevo “paciente” (odio llamarlo así por lo que prefiero decir que fue un nuevo conocido). Venía asustado y temeroso por lo que fuera a decir ya que, según él, todos le decían lo mismo (supongo que se refería a otros colegas de profesión). El caso es que, al verme a mí, y ver cómo estaba hablándole a la secretaria de mi jefe para que dejara de darme más trabajo (que una no es una diosa en el trabajo y encima no cobro igual), éste casi se da la vuelta para irse… Si no fuera porque lo detuve preguntándole dónde iba, me hubiera quedado sin saber lo que le pasaba y no poder ayudarlo. Sigue leyendo

Anuncios

Relato Erótico: Despertar al amor

despertar_amorCerró la puerta con cuidado intentando no fijarse en sus manos que temblaban un poco por lo que iba a ocurrir en ese momento. Se volvió para encontrarla de pie a su lado, las manos entrelazadas entre sí igual que sus piernas mirando a todos lados con las mejillas enrojecidas. De vez en cuando los ojos lo buscaban a él para desviarse, tímidos ellos, hacia otra dirección. Sigue leyendo

Diario de la Doctora Miss Love: Año Nuevo, objetivos nuevos

Ano-nuevo-objetivos-nuevos¡Buenas Loves! ¿Qué tal estáis querid@s? Espero que bien y que, con la entrada de año, estéis mucho mejor porque como ha comenzado un año nuevo,se supone que tenemos nuevos planes, deseos y objetivos que cumplir durante 365 días del año.

Yo suelo tener una tradición que siempre se ha hecho en mi hogar y es que, el día 1 de enero, pongo en un papel todo lo que me gustaría conseguir en el año, y conforme voy cumpliéndolo, lo voy tachando. Si al final del año lo cumplo, entonces quiere decir que ha sido un año muy provechoso. Y si me falta algo o no cumplo al menos la mitad de lo que he puesto, entonces empiezo a pensar que quizás debería hacer las cosas de otro modo. Es algo que desde pequeña me ha servido para “vivir”, algo que no muchos hacen porque tienen sueños y deseos pero no los llevan a cabo. Entonces, ¿de qué sirve vivir? Sigue leyendo